Dulces pesadillas

Este artículo apareció originalmente en el número 3 del fanzine Chicas y Maricas.

 

No sabía por donde empezar a hablar de Dulces Pesadillas, el programa para internet de cine fantástico que estoy realizando. Quería hablar de películas de terror para presentarlo, pero sería un error. Dulces Pesadillas habla de cine, pero no está basado en el cine. Quizá lo ideal será entablar una relación entre el cine y la televisión para verlo más claro.

Dulces Pesadillas trata de películas clásicas de cine fantástico… ¿Pero qué es un clásico del cine fantástico? Ante tal pregunta, seguro que muchos pensarán en películas como E.T. el extraterrestreLos CazafantasmasPesadillas en Elm StreetAlien y puede que los más atrevidos te mencionen “Posesión infernal”. No se equivocan, esos son clásicos del cine fantástico. Aunque existen otros, los que están debajo. Los que la publicidad y las reposiciones en televisión han hecho calar en la cultura popular. Películas que siempre han estado ahí, en el silencio mediático convirtiéndose, por méritos propios y su estilo, en la referencia cultural de generaciones y generaciones de grandes directores. Conocerlas es como conocer el origen de muchas cosas en el cine de ayer y hoy.

Ni que decir tiene, que la gran mayoría de estas producciones no tocan los cines. Normalmente rondan en proyecciones especiales en festivales, apiladas en videoclubs, en ediciones baratas tiradas por el rastro y, con mejor suerte, emitidas en horas intempestivas en televisión. A pesar de todo, las pocas cadenas que se han atrevido con este tipo de cine lo han hecho con programas que lo han mimado, y es en estos programas donde encuentro el enlace para explicaros Dulces Pesadillas.

La mayoría del cine fantástico clásico ha desaparecido de la parrilla televisiva. Es curioso como en la grandísima oferta de canales temáticos pocos se dignan a ofrecer este cine en espacios dedicados (excepto Calle13 y quizá SyFy, a los que hay que adorar sobre todas las cosas). Esto en lo referente a España, obviamente. En otros países, como Estados Unidos, el cine fantástico forma parte de su cultura moderna. Allí tienen a Elvira, que tomó el relevo de Vampira, y que juntas han marcado a fuego (y con sus pechos) el género fantástico en las mentes de millones de norteamericanos y algún que otro foráneo (entre los que me incluyo). La cantidad de programas con la formula presentador terrorífico + película son tantos que darían para otro artículo.

En España hemos tenido ejemplos maravillosos de personas y programas de televisión. El primero y gran clásico ha sido Narciso Ibáñez Serrador, “Chicho”, con sus Historias para no dormir. Aportaba un formato nuevo, con una temática original y arriesgada. Cada programa tenía una introducción con el afilado humor de Chicho y continuaba con la emisión de pequeñas producciones propias. Las primeras fueron adaptaciones de relatos clásicos del género de autores como Edgar Allan Poe o Ray Bardbury, que luego dejaron paso a guiones originales que el propio Chicho firmaba bajo el seudónimo de Luis Peñafiel. Para hacerse una idea de lo que supuso este programa hay que ponerse en el contexto histórico; cuando empezó a emitirse allá por 1966, el cine de terror era prácticamente desconocido para el público Español. Los temas y la narrativa del género no habían sido tratados en nuestro país previamente, salvo por coletazos en otros programas en los que el propio Chicho colaboraba. Historias para no dormir estuvo en antena de forma breve e intermitente durante casi cuatro décadas, terminando (por decirlo de alguna manera) en 2005 con una serie de tv movies producidas por Telecinco llamadas Películas para no dormir y que contaba con directores como Jaume Balagueró, Enrique Urbizu o Álex de la Iglesia, así como el propio Ibáñez Serrador que dirigió una de ellas: La Culpa.

Entre tanto, en los 80, programas como La Bola de Cristal hacían referencias constantes al cine fantástico, incluso tenían en su programación la serie de Los Monsters. El programa presentado por Alaska y compañía forjó una cultura muy rica en la mente de muchos niños y adolescentes que sin duda ayudó a lo que vino después. Y es que fue a principios de los 90 cuando las cadenas se volvieron locas, y empezaron a aparecer programas dedicados al cine fantástico.

Por un lado, Televisión Española empezó a emitir sus canales temáticos, entre ellos uno llamado Alucine. Alucine nos trajo una programación continua de cine fantástico y series bizarras (duró pocos años en antena), pero sin duda para el recuerdo quedarán sus psicodélicas cortinillas. Por su parte, Telecinco empezó a emitir los miércoles a altas horas de la madrugada películas en un programa llamado Noche de Miedo. Poco que resaltar salvo por su selección de cine espectacular.

Pero sin duda el súmmum llegó de la mano de una recién estrenada Antena 3 a nivel nacional con Noche de Lobos. Presentado por Jose Luís Goas (que en aquella época era el director del Festival de Sitges), arrancaba cada programa con un “Buena luna, criaturas de la noche” y presentaba películas muy arriesgadas para la siempre volátil televisión privada, ya fueran El Terror de Roger Corman, Demons de Lamberto Bava o El Dios de la Muerte Asesina otra vez de Armando Crispino. El programa pasó algunas etapas pero se mantuvo en antena durante 3 años que dieron para mucho cine terrorífico y grandes momentos. Quizá por la inercia del programa empezaron también a emitir la serie El Club de Medianoche y otros programas similares. Esta misma cadena hizo un amago de recuperarlo en 2003, pero sin presentador y sacrificando el tipo de película por otras más comerciales. Por último, en 2012 NITRO usó el nombre para un nuevo programa donde se emitieron películas de terror con tan sólo una cortinilla inicial.

¿Y qué pasó después? Ay amigas… Lo que pasó es que llegó Internet, y con él la solución para conocer y encontrar todo lo que nos estaba vetado hasta la fecha en una televisión marcada por los misteriosos medidores de audiencia. Sin arriesgar en programas ni espacios especializados, sólo nos queda la mente de unos cuantos disidentes e inconformistas, entre los que me incluyo, que intentamos crear nuestro espacio cuando este no existe, independientemente de quien lo vea.

Y ese es el germen de Dulces Pesadillas. Un canal de Youtube con el que intento recuperar, ya no sólo los clásicos del cine fantástico, sino también la forma de hacer televisión (si bien “televisión” puede ser un término poco acertado para hablar de Youtube). Trato con cariño y buen hacer las películas, como han hecho otros antes que yo. Aquellas que han marcado a muchísimas generaciones, y que seguramente lo seguirán haciendo pese a su dudosa calidad y popularidad. El programa bebe directamente de Elvira Mistress of the Dark y su Midnight MadnessLa Bola de Cristal y si me apuras incluso de Versión Española (si me apuras mucho, eso sí), aunque también podréis identificar los guiños a todos los programas que os he comentado antes. Está conducido por dos personajes: La Bruja Kika (interpretada por Kika Lorace) y Berta la araña (a la que pone voz Resu Morales). Cada programa mezcla las historias de los personajes y la presentación de una película.

Como soy de los que opina que una imagen vale más que mil palabras, os invito a que entréis en nuestro canal y lo descubráis. Disfrutadlo como yo disfruté esos programas en la televisión.

Filed under Artículo, Cine, Televisión